martes, 5 de mayo de 2009

POR NUESTRO RIO, ¡TOLEDANOS "AL TAJO"!




Desde los pueblos de la cabecera hasta su desembocadura en Lisboa, son cada vez más las asociaciones y plataformas que se crean y unen para defender y preservar al río Tajo y su entorno, con graves problemas de contaminación y caudal.

Sin embargo en Toledo, una de las ciudades históricas más importantes junto a Lisboa de la cuenca del Tajo, esta conciencia sobre nuestro rio parece haber desaparecido. Es necesario volver a luchar y defender un río que es sinónimo de salud, riqueza y futuro.

Se trata de una propuesta a todos los ciudadanos y organizaciones de todo tipo, políticas, sociales, medioambientales, etc, para trabajar en defensa de nuestro Rio y por recuperar el respeto por el rio Tajo, por lo que es y por lo que significa para todos sus ribereños.

El Tajo, desde hace ya varias décadas ha sido sometido al olvido y al abandono, incluso de los ciudadanos que en muchos casos le hemos vuelto la espalda y bajados los brazos asumiendo como imposible su defensa ante los poderosos intereses de quienes, de manera intolerable, mercadean el reparto de sus aguas.

Si no nos ponemos todos unidos, y pronto, "al tajo" para recuperar el patrimonio natural de nuestro rio Tajo y para recuperar su valor único y singular, nada cambiará y volveremos a lamentarnos. Tal vez el Tajo no acepte entonces nuestro lamento y piense que no nos merecemos disfrutar de un gran rio como él.

Deja tus comentarios, ideas y opiniones sobre este tema, y si estás interesado en trabajar activamente en este objetivo, ponte en contacto con alguna de las Asociaciónes de Vecinos federadas, o directamente con la Federación "EL CIUDADANO"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bien, o nos implicamos todos o nos quedaremos sin Tajo. ¡Volvamos a mirar hacia el rio y defendamos su recuperación!

A dijo...

Yo reivindico el Tajo que nuestros hijos y nietos no conocieron.
Reivindico ese Tajo traicionero y amigo, el Tajo de las hoyas engullidoras de desprevenidos y socializador de masas, el Tajo de aguas claras y carpas comestibles, el Tajo de fertilizadores desbordamientos y refrescador de veranos, el Tajo amigo de pescadores y barqueros, el Tajo de tertulias y fogatas vespertinas, el Tajo de cañas y sedales saludando amaneceres, el Tajo maestro de pequeños y adultos, el Tajo de cienos sanadores y corrientes fisioterapeutas, el Tajo...
... ese Tajo que tuvimos y del que hoy nos privamos, ese Tajo del que no dejamos herencia.
Os invito a saludar y trabajar en esta nueva Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo añadiendo a esos puntos suspesivos tantas otras cosas que el Tajo ha ecerrado en nuestra memoria y con las que se pueda abrir el testamento de nuestras futuras generaciones.